MIS NIMIAS PERTENENCIAS

Imagen

  • Albergué, indecisa y vacilante, algunas pertenencias.
    Al borde de mi crisis delirante, las fui acumulando,
    Como quien atesora amuletos con fulgores de suerte.
    He ido partiendo en dos cada recóndito sitio
  • donde los duendes liberan los instantes fecundos,
  • los momentos exactos en que el reloj
  • de arena sucumbe y ya es la hora.
    Solo mis fantasmas podían compartir los despojos
    de mis bienes, ajetreados de ex profeso, arrastrados,
    envueltos en un fardo, convertidos en un hato de objetos inservibles,
    pero míos, tan míos que podía llevarlos a pasear donde quisiera
    inscribían la señal con mi nombre grabado en el borde de la tela.

Pero a veces, solo a veces, somos vagos sujetos de despojos,
a veces, solo a veces, el acaso nos colma de carencias

Anuncios

AMADO SUELO

 

Es el azul de mi cielo
como larga cabellera
arrastrando por el suelo
manantiales de azucenas.
La tarde, plena alegría,
desliza pasos de seda
proyectando algarabía
por la plaza y por la acera.

Cantan alegres las voces
alertando primaveras
coloridos ruiseñores
y siluetas de sirenas
reflejan el sol caliente
y anclan en la ribera,
templando, también, las mieces
los frutos de la faena.

sobre los campos asoman
manos que labran la tierra
y del fecundo ganado
se ven estampas de huellas
multiplicadas con brío,
de vacas, cerdos y ovejas
que a la patria van sumando
soberanía y riqueza.

Con el pincel del progreso
y los colores del alba
acaparando embelezo
y aguita pura en la jarra
se engendraron los espejos
de edificios escarlatas
para fabricar los sueños
de las gentes que trabajan.

Por doquier brota el contento
el aire puro que inspira
a la tierra da sustento
El grano su vientre anida
grano que vuela en el viento
y multiplica la vida
pintando en el firmamento
las luces del nuevo día

YO TE CONTEMPLO…

 

 

 

 

 

Yo te contemplo, amigo mio.
Desde mis labios húmedos de ternura
Y desde mi vejez anticipada. Yo te contemplo,
el corazón dormido en las estrellas,
y la memoria sin luz de tu nostalgia.
Y tu adultez, amigo mío,
que renuncia al asombro de la adolescencia,
Por tus cienes de hombre que no amparan
la sonrisa de tu, a veces, niño,
en los lugares donde tu juventud
se quedó anclada.

Pero tu realidad de siempre es el ascenso
de tu virilidad acostumbrada,
y del frío error que cometiste
cuando empezaste a caminar y yo no estaba.

Yo te contemplo, amigo mío, y me entristeztesco
de todas las palabras
con que he llegado a tu lugar del alma
donde estuvo tu sombra entre mis lágrimas.

Yo te contemplo, amigo mío,
y te rescato,
ante tu propia soledad empecinada.
En el silencio ionfantil con que disfrazas
tu infelicidad, frustrada por la calma.
Cuando pudiste subir como un cometa
sin verter las raíces que te atan,
ni desterrar la algarabía de tus alas.

A CRISTINA-SONETO

cuentos y poesiasMi blog

cristinadibujo

Quienes de envidia se quedaron ciegos,
y en su faena de odio mal habido,
pusieron las palabras sobre el fuego
y con mentiras construyeron nidos.

Quienes se abaten en furor impío.
Quienes temen de tí, tanta bravura.
Quienes de tu firmeza alertan frío,
Y ven en vos, cual mal que se apresura,

A la peor e ignota cruel figura.
Y a pesar del estrago padecido
se niegan a creer en la fortuna

De gozar del caudal de tu ventura
Esa que nos alberga en tal sentido
Que nos hace brillar en noche oscura.

Ver la entrada original

EL CURSO OCCIDENTAL

cuentos y poesiasMi blog

Hay un tiempo, del tiempo peregrino,
y otro tiempo, cansado, que murmura
que la vida no es suma de aventuras
sino esa indiferencia que provino

del curso occidental, del espejismo.
Del imperio y su vil envergadura
Mientras estalla el viento en la espesura
rompiendo los cristales del destino.

Desampara los rios y los valles
Hace añicos montañas y llanuras
Y confunde las sombras de los talles

destrozando la piel y la envoltura
Flujo de mansedumbre por las calles
donde la humana identidad clausura.

Ver la entrada original

libre libertad

cuentos y poesiasMi blog

wp-libre libertad

Cual es la razón que te impulsa
a maltratar mi pobre osamenta.
Mi esqueleto tiene, tanto tanto tiempo,
de sufrir y vivir y reir y hacer segmentos,
de cada libre albedrio que nos viene
a la mente, a la razon o a lo que sea.
Se que tengo en mi debe muchas cuentas,
y facturas que pagar, muchas también.
Pero ¿que humano sale impune del recuento?
¿del debes, deberías, deberas?

Tal vez mis balances pinten rojo
los números que hablan de humildad.
El ego y el orgullo y el “yo soy”,
independizan la noble identidad
del ser. El que es o no es.
El siempre soy. ¡¡Amigo!! No confundas
jamás, ese concepto:
Una cosa es ser libre y otra es libertad !!!!

Ver la entrada original

ESCRIBO ESTOS VERSOS…

cuentos y poesiasMi blog

Escribo estos versos
al borde de esta noche inconmovible,
donde la soledad es apenas
un breve silencio,
y la distancia,
una forma de olvido sin regresos.

Nuestro tiempo de amar,
se fue de nosotros por nosotros mismos
Y yo escribo estos versos
como un halago de melancolía.

La llovizna de este otoño se derrama
sobre el quebranto de aceras y avenidas,
parco de quimeras compartidas,
terco de inconcretas redenciones.
El corazón deja caer
el crucigrama de su enigma.
En el jardín
la tristeza y el muro han crecido
Se han muerto de pena las anémonas
y agonizan, ya, las siemprevivas.

Y yo escribo estos versos
para que tú los digas…
Sin preguntas tibias
ni respuestas vacías.
Asumiendo el suicidio de las horas
y el paso de los días.
La vuelta al mundo
en un instante que gira.
O, acaso, tan solo,
el tránsito
de un modo de vida.

Ver la entrada original

QUERIDO CORAZÓN…

cuentos y poesiasMi blog

wp-oh corazon

Querido corazón que me acompañas
en esta lucha por la sobrevida.
Y que sustentas todas mis hazañas,
como sustenta el huracán al viento.

Querido amor, que llevas en tu acento
y en tu torso, las llagas de mi infierno
En tí estoy sumergida y estrellada.
En tí estoy provista y equipada,
Para enfrentar inviernos y alboradas,
tu eres mi refugio del averno.

¡Ho, amor! Que arbitras en el miedo
voráz, que, cada tanto, intenta,l
doblegar el perfil de mi estatura.
Que me irrita volcando los recuerdos,
que me preside la voz y la figura.

¡Ho, corazón! Llanura ante mis pasos.
Senda vital, complejidad del caos,
que reduce a nada mis fracasos,
Eres la lluvia húmeda en mis labios !!!!

Ver la entrada original