AFUERA

wp-afuera

Afuera

en la desierta hospitalidad de una noche

de enero, como esta,

o de otra centelleante noche cualquiera,

en que el cielo te sea oscamente

negado y quebrantado, y vuelvas

a sentir, acaso, la necesidad

de herirte abriendo heridas colectivas,

y a derramar el llanto e los otros

sobre tu llanto en agonía.

Afuera, entonces,

encerrado en las cuatro baldosas

por donde anduvo tu furia enceguecida.

Bajo las huellas de algún transeúnte

sobresaltado

por el agravio de una rosa sin espinas,

o en el susurro de la noche misma;

estará tu error,

tu acto equivocado,

el gesto de tu mano en la injusticia.

…. Y la arrogancia de tu agresión

llevándote a ti mismo prisionero.

Afuera,

junto a tu ancha frente acorralada,

junto a tu corazón enmudecido,

junto a la cabal demencia del suicidio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s