LA MUJER DE BRONCE

Imagen

Has golpeado a mi puerta esta mañana..

Tu querias conocerme. Querias penetrar

mis paredes desnudas.

Y viniste… ¡visitante del espacio!

Luz aventurera, te sonrrIo apenas,

la mujer de bronce que llevo en mi alma.

Yó no dije nada. Pero ella

salto, gozosa, por los ojos del cuerpo.

Y el bronce sonaba,

sonaba en mis brazos y en mi cara.

Y volví a andar los caminos del viento.

Desde mi altura imprevisible, la mujer adulterada,

fue a revivirme en mi y en mi nostalgia,

-pobre nostalgia de mi misma-

mi pasión marinera y mi vocación de pájaro.

Pero se,

grande es la distancia

que abisma nuestros sueños.

Entonces, quédate allí.

Fúndete en el ayer, sin después ni esperanzas.

Quédate allí… No entres, quédate,

en el borde mas sonoro de mi pálida ventana.

La noche se acaba. La mujer de bronce

-la mujer adulterada-

sacude sus sueños, bosteza,

y se marcha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s