NADA ES PRECISO YA…

Imagen

No importa que estes o que te vayas.

Nada es preciso ya. Ni siquiera
los ruidos usuales de la tarde.
Un otoño prematuro en el jardín
ha fusilado los apáticos rosales,
y mis lágrimas languidecen como fantasmas.

Nada es preciso ya. Ni siquiera
que las hojas muertras de los árboles,
enmudezcan de tristeza en mi ventana.
Ni tampoco tu nombre interminable.

Nada es preciso ya. Deja
que el limitado corazón del mundo
nos vea palidecer
y asombrarnos
de la poca importancia
de habernos amado.

Nada es preciso ya. Ni siquiera
el olvido es necesario.
Ahora los trinos
han emigrado de mi garganta
… y nada es preciso ya…
ni siquiera el juego que jugamos,
cuando empezaste a encontrarme
y yo a perderte
por culpa del puñal y la imprudencia.
Sería consentir que el amor
ruede por el suelo,
atesorando cada irreverencia.
Deshilando el cuerpo
en la sentencia.
Inquietando ,
la fría penumbra de mi alcoba,
para después regresar
a la poca importancia,
de haberme suicidado, de amor,
en la ventana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s