MADRE … !!!

Imagen

Es tu desamparada criatura quien te llama.
Quien derriba las sombras con un grito,
y las arroja a tus pies. Son fantasmas
que acarician tus manos congeladas.
como quien acaricia un talismán.

Hoy, una cuerda tensa golpea mis entrañas.
Como un puñado de cenizas reticentes,
en murmullos y sombras que se ciernen,
partido por un rayo, está mi pedestal.
Mi pedestal de hija que invoca tu piedad !

¡No quiero ver tu ausencia !. No me muestres
el vacío que enriza con su fulgor de plata.
Los resortes del miedo, penetran, se desplazan,
invaden mis inviernos con su luna escarlata.
¿Quien separa tu sangre de la mía?
y rompe mi lugar en el consuelo
como un débil cristal ?
¿Quien sepulta mi amparo y desintegra,
el sitio seguro, donde suelo ir a llorar ?
¿Acaso mi dolor no es estampido que ruge al estallar ?
¿No mojan, mis lágrimas, tu estandarte altivo?
No resuena, su furia, como olas en el mar ?

Mi desconcierto te llena de penumbras.
¡Te busco entre las sombras ! … Te busco, y ya no estás.
No están tus manos claras que acarician mi frente,
ni el ampuloso orden de tu yo inicial.
¡Que triste este desierto, donde me circunscribo,
con fulgor de pena, a esta soledad !

¡Cuantas veces, altiva señora del nombre
te mostré mi alma, presta a atribular !
¡Cuantas veces derramé, en enjambre
todo mi delirio, toda mi orfandad !

Mis lágrimas empañan el cristal de tu oído…
Pero las caracolas se esparcen en mil ruidos,
y ya no tengo tiempo, de ir o de no estar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s