A LOS MARTIRES DEL PRIMER DIA DE MAYO

monumento-al-trabajom_0250Relucen pasos de adoquines muertos.
Todos estamos declinando.
Sin ser sol. Sin ser crepúsculo.
Sin ser serenamente jubilados.
¡Pedro, Martín, Rodriguez ! ¿Para que
se murieron un primero de mayo?
Las banderas colgaban en el jardín en ruinas.
Ráfagas de fusiles partían las aceras,
Los perros aullaban por todo el baldío.
Eran perros de caza. Con hiedras en las patas
y relojes de acero iguales que guadañas.
¡Marta, Inés, Enrique ! Las tumbas y las flores,
y ahora los gusanos en el vientre encendido.
Desde la tez partida brotó la roja sangre.
Los sueños se aquietaron en los cuerpos tendidos,
¡Luis, Ramón, Ariel Mansilla ! ¿Para que
se murieron, un primero de mayo, con la piel aturdida?;
gestando libertades con la voz embestida.
Ahora, bajo el puente donde el llanto agoniza,
los nombres se evaporan como gotas sin prisa.
¿Que nos queda del resto? Ni el metal, ni los ruidos….
Tan solo la poesía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s