CORAZON LITIGANTE

corazonlitigante

¿ No han de rendirse a los escollos

mi corazón y mi alma envanecidos?

Son los perfiles del dolor primero .

Son las manos extendidas hacia el cielo,

que emergen, como alas,

desde un rincón del pecho

para ofrendar

el ultimo trino de mi canto

y, después de redimir tristeza y llanto,

volver a renacer  ¡Vana nostalgia!

Mas ¿es, acaso, tan grande mi prestancia?

¿O es, tal vez, tan valiente mi osadía ?

¿ o tan endeble el sentir del alma mía?

¿ Que presunción acata ? Oh ¡ Dios Divino

Mi corazón, que puro y cristalino,

se abre al filo de diez mil navajas

y, en medio de tal amplia sangría,

preséntame su herida al descubierto,

mas, no por ello se aparece muerto,

sino que sobrevive, litigante,

y, sobre tanto penar, enloquecido

sigue latiendo, aun con mas premura,

como si fuese poca la locura

en la que, día a día,

el dolor me va sumiendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s