MEMORIA

cuentos y poesiasMi blog

¡Memoria! ¡Oh ! Memoria que yaces

arañando mis ondas cerebrales

en los solidos mundos- sagrada arquitectura-

de mi cuerpo y mi mente,

de mi olfato, mi tacto, mis oídos.

Tú has visto conmigo el paso de los días inclementes;

has compartido mi mesa, sin mantel y sin pan,

has olido mi miedo;

has subido conmigo al confín de mis odios

y, después, al tranquilo habitáculo del reposo.

¡Memoria! Yo te proclamo soberana.

Diosa inexpugnable de los destellos del alma.

Porque conozco la herrumbre de tus pasos,

la parca soledad de tu presencia

y la esquiva liviandad de tu retraso,

entre tantos albores, tanto ocaso,

tanto insumo vital de la existencia;

en el incierto naufragio de este mundo,

hallo tu amparo ¡Memoria! como un susurro

apenas percibido, en el leve latido

del corazón, recuperado,

de antemano, a la muerte

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s