PERSPECTIVA

Entonces,

cuando, acaso,

de tanto querer perpetuarte

en el Universo y el vino,

sin mas distancias que las de tus manos

ni mas agonia

que el deshojar lento de tus pasos,

recorras el último silencio de la calle

en árbol y en llovizna,

desnudo d memorias y de búsquedas,

te habrás perdido, para siempre,

en la vital negrura de los días.

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: